martes, 31 de diciembre de 2013

Nuestro Ayuntamiento también nos entretiene



 





 


Nuestro Ayuntamiento también nos entretiene
Esta es la palabra: entretenimiento y, complementariamente, ejercicio físico. Dos ideas con que el Ayuntamiento de Amurrio ha obsequiado –o mejor dicho, ha regalado– a sus convecinas/os como presente de Olentzero en estas fiestas navideñas 2013.
El día 06-01-2014 –lo que pudiera interpretarse como obra de los RR. MM.– al dar un garbeo por la zona, de vuelta de El Refor, me sorprendió ver este gimnasio al aire libre instalado los últimos días de 2013, en pleno periodo navideño.
El favor se lo debemos al señor Olentzero que por su intercesión, visto lo buenas y buenos que hemos sido durante todo el año 2013, ha conseguido que nuestro Ayuntamiento instalara el mismo. Ahora, después de la primera impresión de sorpresa, está siendo usado por niños y mayores, aunque todavía un tanto preventivamente.
Hay instalados 7 máquinas o aparatos gimnásticos como el de pedales, a modo de sube-baja escaleras; el de esquíes; el de balancín de pies; el de musculatura de brazos; el de gira tobillos; el de la bicicleta, etc. Este último es el más solicitado, hasta el punto que se forman colas para poder utilizarlo. ¿Será que sólo hay que sentarse y dar pedales, sin apenas esfuerzo destacable?
De esta iniciativa municipal cabe esperar el estudio del espacio que delimitan dichos aparatos gimnásticos para conseguir darle alguna utilidad, ocupándolo con algún tipo de juego como puede ser la petanca, el juego de bolos, etc.
En fin, nada más entretenido y nada mejor que despedir el año con esta entrada llena de cariño, color y calor, tras el sano sudor que producen estos aparatos a la intemperie en el camino de ida y vuelta al espacio de ocio y deportivo de El Refor de Amurrio.

lunes, 23 de diciembre de 2013

“Fco de Mendieta Ayalés” y “ex Comitatu Ayalenfi”



 



Instante de la presentación del conferenciante



Improvisada sala de conferencias, llena a rebosar 


 
“Fco de Mendieta Ayalés” y “ex Comitatu Ayalenfi”
En este día (17-10-13) había anunciada una conferencia sobre la figura de Francisco de Mendieta y Retes que tendría lugar en el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco-Euskal Arkeologia, Etnografia eta Kondaira Museoa, sito en la plaza Unamuno del Casco Viejo de Bilbao, dentro de las Jornadas Europeas del Patrimonio con el título “Francisco de Mendieta en el Bilbao del siglo XVI. El conferenciante: Javier Aspuru, profesor del Instituto público “Zaraobe” de Amurrio.

              Nada más bajar del tren y camino de Zazpikaleak de Bilbo nos saluda la bandera nacional, también conocida como ikurrina. ¡A ver si toma ejemplo -y nota- el Ayuntamiento de Amurrio!

Bilbao y sus siete calles estaban en plena efervescencia y ebullición con el pulular de sus gentes. Así en las cercanías del Mueso, en la bocacalle de María Muñoz, las terrazas estaban rebosantes, llegando hasta la misma entrada de la sala donde iba a tener lugar la conferencia.
A pesar del buen tiempo reinante y del solaz de las terrazas, la improvisada sala-conferencias se llenó, superando incluso la media habitual de asistencia para estos eventos culturales que en Bilbao suele ser de una media de unas 25 personas. (Precisamente, este pasado 10 de diciembre, en la presentación del libro “Vascos en la guerra fría, ¿Víctimas o cómplices?” del periodista José Félix Azurmendi en todo un salón de Actos como es el de la Biblioteca Bidebarrieta, la asistencia apenas dobló a la anterior. Esta presentación que tuvo como introductor de la obra a Txema Montero, concitó la presencia entre el público, entre otros, de José Elorrieta (ex secretario general del sindicato ELA) y del historiador Eduardo Renobales que intervino en el turno de preguntas).
Como paso previo al comienzo de la conferencia, el conferenciante esbozó la razón del porqué de su interés por la figura de Francisco de Mendieta que en un principio se quedó en un artículo publicado en la revista de etnografía y difusión cultural de Ayala y Alto Nervión Aztarna de Amurrio. (Ver enlace http://aztarna.es/revistas/aztarna-43 Aztarna nº 43. Dic 2012, págs. 42-49). Tal fue el interés que le produjo lo que había escrito que el tema le enganchó de tal manera que se puso a profundizar sobre el personaje de Fco. de Mendieta y Retes. Interés que aumentó al saber sus orígenes ayaleses. En un principio, se pensó que era natural del pueblo de Mendieta, pueblo próximo a la villa de Artziniega, decantándose posteriormente por el barrio Mendieta, centro y núcleo principal del pueblo de Menagarai, también en la histórica Tierra de Ayala. Precisamente de la mano de Fco. de Mendieta aparece nombrado el término “mendietarrate”. Hoy día no es recordado por los lugareños pero sí conocen el topónimo “Arrate”.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Otra Nueva edición de Artzain Eguna (22-09-2013)



 
Sabiendo que es su día, este carnero hace un guiño a la cámara con su fija mirada.


Al comienzo de la jornada las visitas a la exposición fueron contadas, pero los visitantes no quitaron ojo, como esta neska ataviada a la antigua usanza
 
Otra Nueva edición de Artzain Eguna (22-09-2013)
Con la de este año, son 20 años de celebración de Artzain Eguna (Día del Pastor). Desde 1991 –salvo la interrupción de 2 años (2009 y 2010) por motivo del boicot de los pastores ante la proliferación de tanto lobo– Artzain Eguna ha sido una constante en el devenir del pueblo de Amurrio que proyecta dicho acontecimiento al resto de los pueblos de Ayala e incluso se hace un hueco en las provincias de Araba/Álava y Bizkaia, principalmente, y en otras limítrofes, traspasando las fronteras naturales o geográficas de la Tierra de Ayala.
Comenzó la jornada con el estacionamiento de la caballería motorizada

y el encajonamiento del ganado ovino, al que poco le queda para "disfrutar" de los rayos del sol a lo largo de toda la mañana 

Como es costumbre a lo largo de estos años, el día dedicado al pastor estuvo envuelto en toda clase de actos en rededor de la oveja, protagonista esencial e indiscutible, pero que los recortes presupuestarios la están relegando como un animal invisible en el día de su fiesta. La maquinaria propia del campo tuvo también su espacio expositivo en este día.
Hay que resaltar que si bien Artzain Eguna está asentado por el número de ediciones que se lleva celebrando, también se debe decir que el recinto queda lejos de las primeras ediciones, en que se expandía por un perímetro mayor del actual centro de la localidad que concitaba ver más cabezas de ganado ovino.
 

El jurado, repartido en dos mesas, con el plantel de quesos de oveja presentados al concurso. Apenas les han hincado el diente. 
Tienen para un rato


sábado, 16 de noviembre de 2013

Lendoñobeiti: Tres hitos (trincheras-dolmen-ermita) en una mañana cultural y montañera






Silueta de la trinchera en el monte Gobeo / Dolmen de La Choza / Estela discoidal en la ermita de Poza
Lendoñobeiti: Tres hitos (trincheras-dolmen-ermita) en una mañana cultural y montañera
El día 8 de septiembre de 2013 amaneció tristón y con amenaza de lluvia, aunque según se desarrollaba la mañana las probabilidades de que cayera alguna gota desaparecieron y la mini marcha de 6 km con visitas, paradas y explicación en los lugares donde se localizan las trincheras de Gobeo, el dolmen de La Choza y la ermita de Poza, fue todo un éxito al que contribuyeron las 130 personas que este día se acercaron al pueblo de Lendoñobeiti, en el municipio de Orduña. Todo ello enmarcado en las Jornadas Culturales y Deportivas 2013 organizadas por la Sociedad Recreativa-Cultural Gurpide de la localidad.
Momento de espera antes de iniciar la marcha, junto  a la iglesia y torre de Lendoñobeiti



Al poco de salir del pueblo esta piedra fósil de concha marina formando parte del camino empedrado

La mayoría acudió a la cita en vehículos motorizados, algunos otros a pie y alguno como el que escribe estas líneas en bici con algún rato andando. Gentes venidas principalmente de Saratxo, Amurrio, Orduña, también de Ugao y demás sitios más o menos limítrofes.
Así pues, el que da vida a este blog, a eso de las 8:00 h. cogió la bicicleta y desde Amurrio se dirigió al pueblo de Saratxo para, a través del barrio Cárduras y por el camino que discurre paralelo al río del mismo nombre (más arriba recibe el nombre de La Barrerilla), llegar al pueblo de Lendoñobeiti, donde se inicia dicho recorrido de 6 km dentro de las actividades culturales organizadas por su Junta Administrativa, a través de la asociación mencionada. Hubo que vadear el río en tres tramos. Suerte que bajaba con muy poco agua.

lunes, 26 de agosto de 2013

Picoteo por las fiestas de Amurrio 2013

Los gigantes y cabezudos, en un momento de descanso en Iturralde kalea
Picoteo por las fiestas de Amurrio 2013


Terminadas las fiestas de Amurrio, se da paso en esta entrada a la plasmación de algunas imágenes que, de alguna manera, expresen el desarrollo de las mismas los días 9 al 17 de agosto. Por supuesto, su contenido no refleja el general de las fiestas, simplemente es un pequeño enunciado de las mismas.
Lo que sí es intención de esta entrada es el abordar y preguntar cuál es el “porqué” de dejar dos días en blanco entremedio, sin acto alguno.



                                                      El “bicho”, de nombre "Iguarrako", que el día del txupinazo se resistió a visitar la plaza del pueblo. Hubo que dejarlo para el siguiente día en que, finalmente, se le pudo acercar a la misma. ¡Cosas de los engranajes escénicos!






Marigabon y Mariaka celosos de que los asistentes a la función eucarística no sean perturbados.


Al lado, los 12 enanitos cabezudos (si no se ha escapado alguno) esperan expectantes a la salida de la misa



La pregunta clave podría ser si tal situación y próximas venideras, es consecuencia de querer amoldarse a los dos días religiosos (Nuestra Señora de la Asunción y San Roque) que fueron en origen los “causantes” del nacimiento de las fiestas patronales de Amurrio. Todo ello, claro está, unido a la cercanía de las fechas festivas con las de otras localidades más o menos próximas.

jueves, 22 de agosto de 2013

Bilbo: Aste Nagusia y Marijaia


Bilbo: Aste Nagusia y Marijaia 
Estos días, en que la mayoría de las y los conciudadanos y visitantes de Bilbo están inmersos en las ¡populares! fiestas de la capital bizkaitarra, son propicios para recordar cuándo y cómo surgieron y de dónde pudo venir la inspiración para crear el personaje y la imagen de Mari Jaia.
Estas fiestas son “populares” a diferencia de las de la etapa que le precedió –en plena dictadura franquista– donde el eje de su diseño tenía su inicio y final en el propio gobierno del Ayuntamiento, institucionalizándolas, sin dejar resquicio alguno para la participación ciudadana. Es decir, imposibilidad absoluta o, peor, prohibición absoluta para que los vecinos, mujeres y hombres de Bilbo, pudiesen tomar parte activa en el diseño del programa festivo de lo que entonces se denominaba “Semana Grande”, con los festejos enfocados en torno a los toros y sus corridas de abono, teatro, ópera, circo y para de contar. Eso sí todo de pago, por lo que dejaba de lado a la mayoría de la población.
Pese al cambio político (muerte del dictador –año 1975–, celebración de las primeras elecciones democráticas en junio 1977) los últimos ayuntamientos franquistas no veían con buenos ojos que la profusión de los distintos colectivos o asociaciones populares de todo tipo, nacidos al albor de la nueva etapa que daba comienzo, quisieran también participar aportando sus inquietudes o puntos de vista de lo que tienen que ser unas fiestas –especialmente unas fiestas populares– en las que la participación es crucial para el éxito de las mismas. Así que, pese a los nuevos tiempos que se avecinaban (políticamente hablando), el Ayuntamiento de Bilbo parecía querer seguir con el mismo tono de imposición o control en la preparación y disfrute de las fiestas: foco de diversión de la ciudadanía.
Fotografía del diario Deia 18-08-2013

domingo, 18 de agosto de 2013

¿Siente Amurrio la bandera nacional de los vascos?



 



 El balcón del Ayuntamiento es motivo de engalanamiento con los colores nacionales sólo en vísperas (y durante) de dar comienzo a las fiestas patronales del pueblo




 
¿Siente Amurrio la bandera nacional de los vascos?
Al Ayuntamiento de Amurrio se le ve pusilánime o con poco gas cuando se trata de defender o, mejor, de demostrar su apego a la bandera nacional de Euskal Herria.
La anterior corporación (EA), ante el ultimátum de la sentencia judicial que le obligaba colocar por “imperativo legal” la enseña de España, acató la misma colocándola en el tejado de la fachada, junto con la nacional o bicrucífera. Ambas en pequeño tamaño, aunque de menor tamaño la española que la vasca. (Ver la entrada La megalomanía del Sr. Alcalde (y IV)). (Así pues, en Amurrio la bandera bicrucífera ya no ondea su colorido alegremente, pues desde hace 4 años le obligan a compartir el espacio aéreo con la bandera de España, en lo alto del tejado central de la Casa Consistorial).
Luego para desquitarse de esta imposición, alzó un mástil en uno de los rincones de la plaza del ayuntamiento, donde la bandera nacional –también conocida como ikurrina– voltease sus tricolores a los cuatro vientos. Y ahí está. Sin embargo, el intento no ha sido del todo un acierto, pues apenas es percibida visualmente (más parece estar castigada), ya que el ramaje arbóreo que la ahoga dificulta su visión. A lo sumo, solo es vista desde el despacho de la alcaldía.
La actual corporación, con su alcaldesa (EAJ/PNV) al frente, está obligada –dicho sin presión alguna– a corregir esta poca sensibilidad para con la exaltación y enarbolamiento de la bandera tricolor vasca.
No hay que desplazarse muy lejos para contemplar cómo han solucionado o replicado a la sentencia que obligaba a poner una bandera que no representa los sentimientos de la mayoría de las y los vascos y, por tanto, no querida. Para eso han optado por espacios abiertos, prominentes, que dejan ver la bandera querida por la mayoría de las y los vascos, desde muchos ángulos visuales.
En Amurrio, concretamente en su Ayuntamiento, parece que no existen pensantes que se hayan dado cuenta de esto. Es más, ahí languidece el soporte en la entrada del frontón municipal que, por cierto, hasta hace poco hacía de mástil un tubo alargado de pvc, pero sin bandera que echarse. Otro ejemplo son los tres mástiles, en el recinto descubierto de las piscinas, desnudos de las telas identitarias, más ahora que el mismo abre sus puertas por la temporada de verano y al que acuden gentes de otras latitudes. (Ahora son dos, los mástiles en pie. El otro está caído en el suelo).
En cambio, el club de fútbol de la localidad es la única institución que no convierte en espantapájaros a los mástiles de sus instalaciones, engalanándolos cuando acontecen actos deportivos. (Entrar en Tres tristes mástiles y una pista de tenis donde se explica esto último).
Diríase que el barniz abertzale o al menos el de “nacionalista vasco” es menos intenso según sea mayor la distancia a la costa. No hay más que ver, cuando uno se desplaza y visita los pueblos costeros –y no costeros–, a la ikurrina disfrutar de los enclaves más acordes con lo que ella representa. Allí la tricolor prolifera y destaca en sitios preeminentes para que sea avistada y vista desde muchos lugares. Incluso también ha sido y es izada en montes y pequeños picos para ser contemplada desde kilómetros de distancia.
 

La bandera bicrucífera ondea sus colores en lo alto de las cimas de los montes Kukutza (El Castillo) -Municipio de Arakaldo- (izda.) y Montaño -Municipio de Muskiz-(dcha.)


miércoles, 14 de agosto de 2013

El Cinturón de Hierro en Ugao-Miraballes






Señal indicando el recorrido


  

Señalando desde el mirador-atalaya el pinar donde los fortines del CdH esperan a esta visita guiada
 


El Cinturón de Hierro en Ugao
La mañana del día 16 de junio de 2013 se presentaba apetitosa, llena de intriga de novela policiaca. Ya desde primeras horas de la mañana de este día los accesos al pueblo de Amurrio se fueron cortando para todo tipo de vehículo rodado. No sólo las entradas, también las salidas del pueblo fueron bloqueadas. Por un momento el centro de Amurrio todo, se había convertido en un desierto donde brillaba el gris del suelo: el gris del asfalto, el gris de la zona de estacionamientos, el gris de las aceras.
Por un día, Amurrio disfrutó del día sin coche. La incomunicación motorizada del pueblo fue total. Tal es así que faltó poco para no poder salir para desplazarnos a la localidad de Ugao-Miraballes, donde a las 10:00 se iniciaba la visita guiada para ver in situ los fortines y trincheras del perímetro defensivo conocido como Cinturón de Hierro, que fueron construidos en los montes cercanos a la villa de Miravalles.
La razón de este “sitio” amistoso, vivido a primera hora de este día que se presentaba caluroso, era la celebración de la fiesta de las ikastolas arabarras (Araba euskaraz) en su desembarco en Amurrio, en la Tierra de Ayala/Aiara Herri. Dicho eslogan, para este lugar de Amurrio, debiera traducirse Aiara euskaraz, si nos atenemos y hacemos honor a la propia y larga historia de siglos de provincia independiente de esta Tierra.
Salvado el escollo de salir de Amurrio, no hubo problemas para llegar a Ugao. Desde la salida de Laudio/Llodio un cable con unos grandes clavos equidistantes unos de otros, anclados al suelo, recorría una orilla de la carretera con el propósito –según los entendidos– de medir la profundidad de la posible existencia de gas en el subsuelo para extraerlo con la técnica de fracturación hidráulica llamada fracking.
 

Iglesia de San Bartolomé

                      Casa Consistorial y Ayuntamiento de la Noble Villa de Ugao-Miraballes


Llegados a la plaza del Ayuntamiento y de la iglesia, pues ambas instituciones la comparten, unos minutos de espera y tras la explicación introductoria en la misma plaza, la comitiva montañero-cultural o viceversa compuesta por 57 personas inició el camino guiado, atravesando el puente sobre el río Nervión, junto al Ayuntamiento, para ascender al mirador. (El domingo anterior, 9 de junio, en la primera visita guiada, estuvieron 77 personas con la compañía de un día más propio del invierno: lluvia y frío. Todo ello forma parte de la 2ª Semana Histórica del Cinturón de Hierro de la Villa de Ugao 2013 que se tradujo en distintas conferencias y dos visitas guiadas en sendos domingos).

jueves, 18 de julio de 2013

S.O.S. de Santa Marina de Astobitza

 



Interior de  la iglesia de Santa Marina de Astobitza con parte de la bóveda del presbiterio caída





S.O.S. de Santa Marina de Astobitza

Una mañana espléndida la del día de hoy, 18 de julio, fiesta de Santa Marina. El mes de julio se está portando y está haciendo justicia con la estación estival, a diferencia de la primavera que fue todo menos primavera.
Y siendo Santa Marina, que mejor idea que visitar a la santa en su iglesia del pueblo de Astobitza. A decir verdad, la idea era visitar el lugar donde yace (a duras penas se mantiene en pie) dicha iglesia en el dicho lugar de Astobitza, donde hasta no hace mucho hubo un pueblo con entidad propia.

La vegetación arbórea envuelve y oculta la iglesia por el lado E








 En primer término el cementerio anexo


Ahora Astobitza (con pronunciación átona en la "o") -y su perímetro jurisdiccional- no existe jurídicamente. Ha sido anexionado al pueblo de Baranbio y su iglesia, bastantes años antes, fue desacralizada para el culto religioso por el Obispado de Vitoria (año 1965) y años más tarde, vendidos sus muros a un industrial de Amurrio para aprovechamiento de sus vetustas piedras.
Sin embargo, a día de hoy, estos muros se resisten -y aguantan- a ser demolidos, aunque el paso del tiempo es inexorable y ya está haciendo mella en el otrora edificio religioso. Exteriormente, el mismo está siendo engullido por la maleza y el arbolado que ya casi lo ocultan de la vista de los ojos que ante sí detengan la mirada. Interiormente, el panorama es todavía más desolador si cabe (techumbres derrumbadas, partes de la bóveda del altar desprendidas, coro volatizado, etc.).

jueves, 20 de junio de 2013

La innominada salutación en las entradas a Amurrio



 








El único que permanece en pie y resiste. El resto: o en el suelo o desaparecidos

                                                                           Panel promocional -idéntico al de otros pueblos del entorno de Amurrio- para anunciar el txakolin, más que el pueblo
La innominada salutación en las entradas a Amurrio
Hubo un tiempo, en la anterior legislatura –o habría que decir en las anteriores legislaturas, en las que tuvo y mantuvo el timón de mando el mismo señor alcalde, D. Pablo R. Isasi Agirre– en que se decidió, independientemente de la señalización ordinaria, realzar los accesos y entradas al pueblo de Amurrio por carretera, dando el saludo de bienvenida con las palabras corteses de Ongi etorri y Bienvenidos, resaltadas en unos grandes paneles con el escudo incluido.
Cuando se ultimaba el acceso al parque temático que primero fue Aresketa Mendi para, al poco tiempo después, quedar unidas ambas palabras. Aparece en pie y con la palabra Bienvenidos tachada en rojo 

 Años después en el suelo a punto de ser tapado por la maleza
Por ello, a la altura de los accesos al Parque Temático de las Energías Renovables Aresketamendi o en la entrada, viniendo de Saratxo o, del otro extremo, viniendo de Luiaondo o de Larrinbe se repitieron los carteles de ongi etorri y bienvenidos. Y si era a la salida del pueblo con el Ongi izan bidaian y Buen viaje.
 

Este otro cumple la función de desear “Buen viaje” a todo aquel que abandona la honorífica villa de Amurrio. Único que permanece en pie en su cometido de despedida



miércoles, 22 de mayo de 2013

Luiaondo: Un monumento a no descuidar


Tras ser liberado de la hiedra trepadora, falta ahora limpiar la barandilla de ladrillo
Luiaondo: Un monumento a no descuidar
Gracias a una mano preocupada por la desidia de las personas despreocupadas por el patrimonio que un pueblo posee, estos días se puede ver el “freno” que se le ha puesto a la acción invasora de la hiedra trepadora o enredadera que, poco a poco, pero de forma constante, estaba llevando a la cubrición y ocultamiento del monumento-recuerdo del momento histórico en que fue construido el puente –y único puente, a día de hoy, para vehículos motorizados– que da acceso a la estación del ff. cc., en el barrio Oloste del pueblo de Luiaondo.
 
Placa señalando el barrio Oloste en el acceso a la estación (ahora apeadero) del tren 

Y no ha sido precisamente una mano vecina de dicho pueblo la que ha tenido dicha iniciativa de limpieza del mismo.


La hiedra trepadora estaba ahogando al monumento conmemorativo
 
En el otro muro de piedra, aparece labrado el escudo de Ayala

Sería de agradecer y desear que el pueblo, es decir, sus vecinos a título individual o representados colectivamente a través de la Junta Administrativa que tiene el gobierno del mismo, tuviera iniciativas de este tipo, inculcando a los más jóvenes a conocer y, sobre todo, a cuidar y limpiar (cuando fuere menester) las pequeñas reliquias que, a modo de monumentos, todo pueblo se ha hecho acreedor a lo largo de su historia.
La reliquia que aparece en las imágenes cumple este año 98 años de estática mirada, viendo pasar a sus convecinos y convecinas camino de la estación del tren. 
 Los dos hitos conmemorativos lucen su silueta de piedra al inicio del puente sobre el río Nervión, camino de la estación del ff. cc. de Luiaondo
En 1915 el Ayuntamiento de la M. N. y M. L. Tierra de Ayala dejó inaugurado el puente de acceso a la estación. Y en 2015, hará 100 años que el citado Ayuntamiento de Ayala, del que forma parte Luiaondo, construyó dicho puente sobre el río Nervión y levantó este recuerdo, que franquea el mismo, para la memoria colectiva.
Año 2015. Dos años. Tiempo suficiente para pensar en hacer algún acto que realce el centenario del puente y la escultura conmemorativa. Una manera de empezar sería limpiar de maleza las barandillas enladrilladas del puente, con que la invasora planta enredadera intenta ocultar semejante escaparate de la Historia.