domingo, 30 de julio de 2017

Maroño presume ya de tener su libro



Maroño presume ya de tener su libro
Asistencia multitudinaria la que atrajo la presentación del libro sobre el pueblo de Maroño en el día de ayer (29-07-2017).
Este pequeño pueblo asentado en las estribaciones y frente a la sierra de Sálbada en la Tierra de Ayala - Aiara Herri, que se refleja en las aguas cristalinas de su embalse, y en su también pequeña y coqueta iglesia parroquial, fue escenario de su puesta en blanco para conocimiento de las generaciones futuras.
El autor, el amurriarra Enrique Arberas que últimamente se ha convertido en un líder de masas con su verbo prolijo, hizo valer su tirón, logrando que la iglesia rebosara de multitud por todos los costados, incluso hasta el coro no se pudo resistir.


El autor del libro, Enrique Arberas, junto a familiares y demás concurrencia al lunch servido después de la presentación, frente al restaurante y casa rural Guzurtegi en el mismo pueblo de Maroño

 
 Contraportada del libro con la semblanza del contenido del mismo

El libro “Maroño, un pueblo y un embalse” está dividido en distintos bloques independientes, dedicados al pueblo de Maroño, a la construcción de su embalse (hace veinticinco años: en julio de 1992, aunque el llenado fue en noviembre de 1991), a la fauna y flora que, desde la construcción anterior, ha tomado el lugar como su segunda residencia y algunas especies como primera residencia, dándose la paradoja, o más bien la suerte, de ser el lugar elegido del 70% de la fauna avícola acuática de la Península Ibérica.
Libro voluminoso en anchura como en hechuras, de grandes proporciones con fotos y dibujos que encantará hasta al más pintado. 

lunes, 17 de julio de 2017

Un paso adelante… o atrás,… además de una contradicción



Flagrante contradicción e incoherencia de las distintas corporaciones amurriarras en torno a la denominación de la calle Frontón
"Pilotaleku" versus "Frontoi

 
Un paso adelante… o atrás,… además de una contradicción
Resulta que la anterior corporación amurriarra, pocos años antes a la presidida por la actual alcaldesa, oficializó que la calle que ahora está siendo remodelada y transformada en semipeatonal se denominase “Frontoi kalea”, arrumbando la primitiva denominación de “calle (El) Frontón” y la posteriormente, también, forma eusquérica “Pilotaleku kalea”.
La política es cuestión de mayorías y si tal acuerdo se tomó, es respetable aunque habría que preguntarse si es un paso adelante o más bien atrás en la defensa del euskera, al menos en lo que respecta a seguir las directrices de Euskaltzaindia (Real Academia de la Lengua Vasca).
Y, en todo caso -y aquí no hay medias tintas-, se produce una flagrante contradicción y una supina incoherencia.
Ya que el nombre de la calle deviene de la ubicación del frontón y el mismo cuelga en sus muros el letrero a grandes letras con la inscripción “Udal Pilotalekua” (Frontón municipal).
Resumiendo. El frontón físico del juego de pelota vasca se denomina “Pilotaleku” y la calle donde el mismo se sitúa es denominada “Frontoi”.
Como se decía en el enlace de este blog Urbanización de la calle Frontoi y… ¿el nombre también?: Es lamentable y, para algunos, da risa que en la misma calle, el frontón se denomine “pilotalekua” y la calle “Frontoi”. Teniendo en cuenta que el nombre de la calle deriva y es consecuencia de situarse aquí el frontón. Dicho de otra manera, que calle y frontón convivan con la misma denominación pero no coincidan en su escritura por mor de la incongruencia e insensatez del gobierno municipal de turno.
Políticos del Ayuntamiento de Amurrio: mayoría democrática Sí; contradicción e incoherencia No.