martes, 8 de marzo de 2022

Presupuestos participativos SÍ, pero el Ayuntamiento También

 

Presupuestos participativos SÍ, pero el Ayuntamiento También

Es el propósito de esta entrada comentar algunas de las cosas –propuestas, sobre todo–, que aparecen en los “Presupuestos Participativos 2022-2023” que, ya en su fase 4, sólo queda que la ciudadanía amurriarra elija 6 proyectos que seguidamente –se supone– se ejecutarán en esos años por el propio Ayuntamiento de Amurrio.

Pero antes de entrar en las consideraciones de algunos de ellos, nos vamos a detener en algo que tiene que ver con el euskara y con el incumplimiento, por parte de nuestro ayuntamiento, de los acuerdos que el mismo aprueba y luego no lo lleva a cumplir en el día a día.

No sabemos, si se debe a que el alcalde no domine dicha lengua o que el técnico de euskara ha estado ausente en el momento de la elaboración escrita de los textos del tríptico “Presupuestos Participativos 2022-2023”.

Así, vemos escrito “Mascuribai”, tanto en la versión castellana como en la eusquérica. ¡Menudo resbalón al respecto! Años, décadas, que no recordábamos la perversión en su escritura.

Por otro lado, habría que decir que el nombre del arroyo es “Etxegoien”, pues sus aguas provienen de dicho pueblo y, más arriba, del pueblo de Mendeika, aunque en nuestro entorno está documentado y es conocido con el nombre del primero.

Nos viene a la memoria, al respecto de la posible construcción de una pasarela de madera sobre dicho arroyo, lo que decíamos en la siguiente entrada amurriodenuncianuncia.blogspot.com/2015/03/folleto-explicativo-de-los-4-anos-de, publicada a principios del año 2015 en este sitio, en la que hacíamos hincapié del contenido del folleto propagandístico buzoneado por el partido EAJ/PNV en el que exponía la labor desarrollada en sus cuatro años en el gobierno municipal de Amurrio. Ponía como un logro haber repuesto o levantado la pequeña pared caída hacía un tiempo por el golpe de un camión. ¡Qué buena ocasión perdieron para acometer lo que ahora, con esta iniciativa participativa, se propone o haber hecho algo parecido!

Otro aspecto que nos llama la atención del tríptico, es ver escrito el nombre de una de las plazas de Amurrio así: “Obispo Etxeguren”.

 

Membrete del Ayto. de Amurrio donde incumple sus propios acuerdos 

 

En tiempos del alcalde Pablo R. Isasi, después de varias reuniones sobre actualización, mejora y dar nuevos nombres al callejero de Amurrio, se acordó, entre otros puntos, renombrar las calles con el nombre propio, desechando la profesión o actividad que haya ejercido en vida el titular del callejero. Así también desechar la preposición “de” de acompañamiento del apellido del titular de la calle. Léase, por ejemplo, “Juan Urrutia plaza” que, por contra, el ayuntamiento en los sobres mantiene dicho “de” entre el nombre y el apellido.

Por cierto, en el caso anterior, al menos en la versión en euskara debía haber venido como “Etxeguren Apezpikua plaza”. Denominación que era oficial hasta que vino la actualización por parte del ayuntamiento presidido por Pablo R. Isasi, que se ve reflejada actualmente en las placas identificativas de las calles de Amurrio.

Al respecto de este ejemplo, el nombre actual y oficializado es, pues, “Justo Etxeguren plaza” ¿En qué estaban pensando los responsables a la hora de volcar el texto en el citado tríptico?

Detengámonos ahora en algunos de los puntos o propuestas con las que nos animan a participar, votando a las mismas.

Antes de nada, habría que decir que parece que el Ayuntamiento de Amurrio no tiene iniciativa o, peor aún, no saben los que gobiernan el mismo– cuál es su función como poder ejecutivo que son.

Ha tenido que convocar a la ciudadanía amurriarra para que, en parte, le saque las castañas del fuego. Con ello no queremos decir –que no se nos mal intérprete– que estemos en contra de esta iniciativa para hacer partícipes y actores activos a las y los ciudadanos a la hora de promover las mejoras del pueblo y municipio de Amurrio. Es más, estamos a favor de que se aumente la cantidad presupuestada y destinada para los proyectos que la iniciativa ciudadana tenga en mente proponer para ser ejecutados.

240.000€ es una minucia entre los cerca de 3.000.000€ presupuestados en inversión por el propio Ayuntamiento y más si lo comparamos con los 17.456.598€ que es el presupuesto del Ayuntamiento de Amurrio para este año 2022. 240.000€ es un comienzo. A ver si para las próximas propuestas participativas, la cantidad a destinar va in crescendo exponencialmente, pues, como parte de los presupuestos generales del propio ayuntamiento, la cantidad no es muy representativa. Tan sólo el 8,27% del total dedicado a inversiones. (1,37% del presupuesto general 2022).

Tal vez, es gracia, chiste o que les bailan las cifras de las cantidades presupuestadas, el caso es que la información oficial del Ayto., impresa y digital –“Hauxe da” es un ejemplo–, recoge y habla de cantidades de 240.000, 340.000 y 430.000€ como el dinero destinado para hacer partícipe a la iniciativa ciudadana. Concretando más, parece ser que son 215.000€ los destinados para invertir este 2022 y otros 215.000€ para el 2023. Por tanto, 430.000€ para dos años. En definitiva, 215.000€/año: 7,41% de la inversión prevista por el Ayto. para el año 2022 ó 1,23% de todo el presupuesto total 2022.

Algunas de las propuestas a ser votadas durante estos días del 3 al 18 de marzo de 2022, dan la clave de la nula actividad que, como poder municipal, se le supone al alcalde y al partido que le sustenta.

Ejemplos: Renovación de papeleras y suelo y columpios de los parques infantiles; Sustitución de aparatos de ejercicios para personas mayores que no funcionan. Esto es una perogrullada ¡Pues claro! Sigamos: Instalación de paneles solares en los edificios públicos; Resolver los problemas de humedad del gimnasio de El Refor; Mejorar la eficiencia energética de Nagusien Etxea; Instalación de una barandilla en las escaleras junto a Amurrio Antzokia. ¿Acaso la barandilla no venía –o debería venir– cuando se presupuestó y se llevó a cabo la construcción de las escaleras?

¡Ah! Y este otro ejemplo clama al cielo “Rebaje de aceras en los pasos de cebra para mejorar la accesibilidad”. Nos preguntamos, el gobierno municipal ¿se dedica a calentar sus poltronas, esperando a que sea la ciudadanía la que le aleccione en su cometido, que no es otro que mejorar la calidad de vida de las y los ciudadanos y del entorno en que viven?

Sobre esto último ejemplo, se publicó una entrada en 2013, bajo el título https://amurriodenuncianuncia.blogspot.com/2013/03/el-ayuntamiento-de-amurrio-anda-pero.html, en la que se decía el “humor” que tenía el alcalde antes mencionado, pues se trabajó en el rebaje de aceras, pero –aquí viene lo del “humor”– se rebajaban de un lado de la calzada sin alterar la acera de enfrente a la misma. Venía la entrada acompañada ilustrativamente con algunas fotos de lo que se denunciaba en la misma.

 

 

"Justo Etxeguren plaza" en donde, como una de las propuestas de los presupuestos participativos, se pide ensanchar la acera eliminando lo que ahora es zona de aparcamiento de coches como deja ver la fotografía que, por otro lado, debió ser acometido por el propio ayuntamiento en su momento

 

 

Para terminar. Sobre ensanchar la acera en “Justo Etxeguren plaza”, ¡bienvenido sea! si finalmente sale adelante, pues así estará completado todo el entorno de la plaza guardando una fisonomía acorde y pareja en su conjunto.

Pero esperemos que no se olviden del “paso de cebra” que en ese lugar conecta a los peatones con el parque. El “paso” malquerido, aborrecido, desdeñado y semi oculto por los containers que casi no es “paso”. A ver si se realza el mismo, ensanchándolo o/y sobre elevándolo a modo de la caracterización de “guardia muerto” (o dormido) opanza de burro” que lo denominan en el sur de la península ibérica.

 

 

Paso de cebra de inferior calidad y pobre trazado respecto al común del resto de los existentes en el pueblo. Por otro lado, los containers de su cercanía, cercenan la visibilidad del mismo, como certifica la fotografía de más arriba

 

A propósito de esta plaza, antes de oficializarse como tal, se conocía también por los vecinos más entrados en años con el nombre de “Pitiminí”. Propuesta que elevamos para nombre del parque municipal. Con un “Juan Urrutia plaza” que recibe la herriko plaza, ya tenemos suficiente, como para ponérselo también a dicho parque.

Nada más, que la ciudadanía amurriarra participe, siendo agente activo en la mejora del pueblo y el veredicto de las urnas se cumpla con la celeridad que es debida.

Es una manera más de animar a las y los vecinos de Amurrio que tienen otra oportunidad de afirmar sus buenas intenciones, aparte de depositar el voto cada cuatro años para elegir al gobierno municipal.

Dice el alcalde, en su carta de invitación a participar, “vuestra opinión cuenta para decidir cómo podemos mejorar Amurrio”. Así es, señor Alcalde, el concurso de la ciudadanía es necesario y diríamos que imprescindible.

Que se la tenga en cuenta también para otros menesteres.

Post data: Respecto a alterar el entorno del Palacio de Justicia para construir un aparcamiento de coches ¡disuasorio! –¡qué bonita y sonora palabra!– dimos cuenta de nuestra disconformidad en la anterior entrada por si alguno o alguna quiere hacerse eco de las “aviesas” intenciones de nuestro ayuntamiento con esta iniciativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario