jueves, 28 de julio de 2016

S. O. S. al caserío Azkarraga



S. O. S. al caserío Azkarraga
Con sorpresa y hondo pesar la mayoría de la ciudadanía amurriarra ha recibido la noticia de la inminente demolición del caserío Azkarraga.
La revista municipal “Hauxe da”, órgano oficial de la alcaldía del Ayuntamiento de Amurrio informa en su último número (15-07-2016) de la próxima demolición total del caserío, por estar en ruinas y la construcción, junto al resto de la parcela contigua, del nuevo ambulatorio.
Un ejemplo más de “hechos consumados”, en este caso contraviniendo las buenas intenciones de conservarlo, para lo cual el Ayuntamiento lo compró, según el acuerdo que tomó la corporación amurriarra durante el mandato del anterior alcalde, D. Pablo R. Isasi.
Una salida que se le quiso dar al caserío, bajo el mandato de dicho alcalde, fue convertirlo en zona de uso común y servicios de las viviendas de alquiler que iban ir adosadas en la parte de atrás. Idea que no prosperó.
Mientras tanto, el paso del tiempo ha hecho que su estado se fuera deteriorando, ante la pasividad y dejadez del/os gobierno/s municipal/es de turno.
Así se llega al momento presente en que a las autoridades municipales ni siquiera se les pasa por conservar, al menos, la fachada principal con su portalón adintelado, cuyo dintel descansa sobre columna de madera.
Hace un tiempo en este mismo blog, haciendo una loa a los caseríos abandonados en general, se ejemplarizaba con la fotografía del este caserío Azkarraga. Loa que se puede leer (o releer para el que en su momento lo hubiera hecho) en el enlace A ti, viejo caserío y que, al respecto, se decía: “Está moribundo, aunque resiste, pero… ¿se salvará?... El tiempo lo dirá”. (Abril 2012).
En otra entrada anterior (20-05-2011) se decía: “Caserío Azkarraga: comprado por el Ayuntamiento, de momento, para verlo como se cae y si no, para verlo desfigurado o irreconocible tras el acuerdo de convertirlo en una prolongación de la futura edificación de viviendas de alquiler a construir en la parte de atrás del mismo”.
No se puede… No podemos quedar impasibles ante otro nuevo atropello del patrimonio material de nuestro pueblo.
El caserío Azkarraga (también llamado en algún escrito municipal Villalaín, en referencia al balneario de aguas termales de las proximidades) debe subsistir. Es más,… debe vivir,… necesita vivir.
Si a un pueblo le quitas su historia se convierte en sustancia insustancial. Será sólo un vulgar y anodino pueblo.
¡Salvemos el caserío Azkarraga!
Salba dezagun Azkarraga basetxea!

NOTA 03-08-2016

El Ayuntamiento de Amurrio ha cumplido su amenaza de derribar –y no dejar rastro alguno– el caserío conocido como Azkarraga.

Otro ejemplo más de la indolencia municipal que en principio compró dicha edificación rural, situada en el centro del pueblo, para conservarla, dándole algún uso adecuado que diera existencia de su ser.

Con la misma táctica con que se acusa a cualquier propietario que deja que una edificación de su propiedad se convierta en ruina, aunque esté catalogada como patrimonio histórico, para especular con el solar que la misma ocupa, así –de la misma manera– ha actuado el ayuntamiento amurriarra, dejando pasar los años para que el deterioro del caserío Azkarraga consiga disminuirle valor patrimonial, alegando y justificando su completa ruina y demolición posterior.

 




Ayer, antes de su total demolición



 


En los días 2 y 3 de agosto de 2016 el Ayuntamiento de Amurrio cumplió su fechoría y el lugar es ahora un solar para edificar el nuevo ambulatorio. Hecho todo ello con prisas, en el mes de agosto, sin tiempo a debatir y a buscar otras soluciones que no dieran al traste con la destrucción y eliminación de otro elemento del patrimonio amurriarra, en este caso, de marcado carácter rural.

La pregunta que queda en el aire es saber si los representantes políticos y sus partidos (en esta legislatura 6 formaciones políticas están representas en el Ayuntamiento) están conformes y de acuerdo con la resolución adoptada por la alcaldía del partido EAJ/PNV.

 

  


Hoy, tras ser derribada la última piedra







Ahora, –en estos días– amurriarras y forasteros que nos visiten con motivo de las próximas fiestas patronales y paseen camino de las barracas, contemplarán la inexistencia de algo que nunca debió desaparecer, máxime cuando la misma corporación municipal hizo suya la preservación y mantenimiento en pie del edificio.

Una página más arrancada del libro de la historia de Amurrio.

¡Amurrio! ¿Habrá alguno o alguna que te reconocerá en el transcurrir de tu vida?

NOTA 09-08-2016

A la pregunta que se hacía a los políticos, de momento, sólo ha habido una respuesta: EH Bildu.

Dicha coalición ha difundido un escrito, expuesto en algunas fachadas de la localidad, con foto incluida del caserío antes del derribo, quejándose del retraso en la construcción del ambulatorio; del tufillo electoral con el inicio ahora de las obras del mismo, en pleno proceso de elecciones en la CAV, remarcando la falta de estudio de la idoneidad del sitio elegido; y de la declaración de ruina y demolición del emblemático caserío Azkarraga que en la entrada de arriba se ha intentado salvar de la piqueta destructiva lanzada desde la alcaldía municipal de Amurrio.

A lo que habría que añadir que se ha actuado con premeditación en pleno mes de agosto, cuando muchas de las voces disconformes con dicho daño infligido al patrimonio etnográfico local se encuentran ausentes.

NOTA 10-09-2016

Breve resumen fotográfico del proceso de acoso y derribo del caserío Azkarraga que, a pesar de aguantar estoicamente años de abandono, se resistía a derruirse pero –precisamente por eso– fue empujado a su desmoronamiento total con la ayuda activa e impetuosa de la piqueta municipal que no podía esperar a su derrumbe natural o a su –en su momento– apalabrada rehabilitación.

La razón de peso: Construir en el lugar el nuevo Centro de Salud de Amurrio.




En noviembre de 2011, este era el aspecto de su fachada y de las paredes posteriores con todavía parte del tejado en pie….


 


 

…El cual, cuatro años después (enero 2015), se fue derrumbando, especialmente del centro del tejado hacia la parte posterior del caserío…



 




…Para finalmente, nuestro Ayuntamiento desmoronarlo del todo, en especial sus cuatro paredes que se erguían impasibles aguantando el paso del tiempo.
 



Esto último sucedió en plena canícula veraniega (02-08-2016 y días siguientes) cuando los vecinos, muchos de ellos, disfrutaban de sus vacaciones lejos de Amurrio...

 
 
 
 













…Para no dejar rastro alguno del caserío (11-08-2016) justo a las puertas de dar comienzo las fiestas patronales del pueblo








NOTA 20-09-2017

 









En la primera semana de este mes de septiembre ha sido inaugurado y ha entrado en funcionamiento el nuevo ambulatorio o Centro de Salud de Amurrio. (¿Por qué se empeñan en traducirlo con la palabreja “Zentroa” -en otros sitios “Zentrua”-? En Nafarroa-Navarra utilizan Osasun Etxea. Creo que ya vale de convertir al euskara en una especie de idioma castellano vasquizado).
Y hoy (a las 13:35) ha tomado por primera vez tierra en el parque, frente al ambulatorio, un helicóptero que ha sido la admiración de los que en ese momento estaban o andaban por o en las cercanías del parque municipal.

Acontecimiento que se repetirá las veces que haya alguna emergencia o evacuación de algún herido de suma gravedad, quedando la zona esquinera del parque habilitada para cumplir con las funciones de helipuerto (y de campo de fútbol para los chavales o esparcimiento, en general, cuando no sea utilizado por el helicóptero).
 


Finalmente, ahora sí tiene sentido la señal que lleva puesta bastantes meses antes de estar terminado el ambulatorio, creando confusión al desconocido que necesitara ser atendido en el mismo.

 





El antiguo Ambulatorio, esperando darle una utilidad o convertir su solar en ...

2 comentarios: