lunes, 22 de noviembre de 2021

Bostak Bat

 

Bostak Bat

Durante esta segunda quincena del mes de noviembre de 2021 tiene lugar la ya tradicional exposición de numismática y filatelia de la Asociación filatélico numismática Armuru en los bajos de La Casona donde se encuentra la descuidada cuando no desatendida e infravalorada oficina de turismo de Amurrio. La sociedad cultural Armuru tuvo sus inicios creativos allá por 1977/78 por lo que va camino de celebrar sus bodas de oro de aquí a cuatro años.

Pocos años después, en 1981, dio comienzo a otra nueva etapa: La de correo postal o estafeta de correos con matasellado especial y temporal que se inició recordándonos el Campo y Mesa de Zaraobe, recinto histórico distante 1,5 kilómetros de Amurrio, en la jurisdicción del pueblo de Olabezar u Olabezahar que también suele escribirse.

 

 

 

 

Dos ejemplares, dos sobres independientes, representativos del 

Matasello especial de la IV Exposición Filatélica y Numismática Z A R A O B E 26-IV al 4-V-81 AMURRIO

 

 

 

Este año 2021, el motivo del matasellos especial está dedicado al que fuera primer presidente de dicha asociación Victoriano Barañano Avendaño y que fuera propietario de Destilerías Acha y de la afamada bebida “Licor Karpy”, nombre comercial que también lo ostentó un equipo profesional del ciclismo en ruta de renombre en su tiempo, allá por finales de los sesenta e inicios de los setenta del siglo pasado.

Nosotros queremos recordar y reivindicar –y el motivo de esta entrada es este–el significado de lo que, para las y los ayaleses, representa el histórico y, a la vez, sagrado recinto de Zaraobe.

Recinto y sagrado lugar con un largo recorrido de siglos que nos hace ser distintos. No mejores, pero sí distintos a los alaveses, vizcaínos, etc. Tenemos una historia propia que la adscripción administrativa actual al territorio de Álava/Araba no nos puede, ni nos debe, hacer olvidarla.

Por lo que seguiremos siendo ayaleses o aiara herritarrak, haciendo honor al viejo aforismo, blasón entre los blasones y emblema de nuestra existencia y de nuestra identidad ayalesa, que se resume en el lema “Bostak Bat”: somos cinco Quadrillas que hacen una sola Tierra, la Tierra de Ayala - Aiara Herri. Es decir, “Cinco Quadrillas hacen Ayala Una”. Y todo ello incluso a pesar de los ingentes, cuantiosos e innumerables esfuerzos empleados para borrar nuestro originario y genuino ADN de ayalés y ayalesa.

Zaraobe (“Saraube” en documentos antiguos), su Mesa de piedra y su Campo verde nos lo recuerdan cada vez que pisamos el “campo” y nos sentamos alrededor de la “mesa”. Con sólo mirar el recinto, ahora cercado y almenado, sabemos que estamos en Ayala, en nuestra Tierra. Una Tierra (“Provincia por sí” se declaraba en siglos pasados) siempre habitada y poseída por sus naturales.

 

 

 Y en la solapa del reverso de los sobres la siguiente reseña que refiere y describe escuetamente el significado que entraña el histórico Campo y Mesa de Zaraobe (1)


Hay de aquellos que osan u osen profanar su nombre, queriéndola travestir con el nombre de “valle de …” –geográficamente pueda ser tildada como un “valle de valles”– pues es un término geográfico equívoco utilizado a modo de un roto y un descosido como discurso para meter e incluir a todo municipio que linda con ella.

Si viven o están en Ayala están en la Tierra de Ayala - Aiara Herri. No hay más discusión.

Si insisten, cometen anatema y, por supuesto, traición a su Tierra y a su Historia.

Si pecan de ignorancia o están influenciados por los mass media o determinados partidos o incluso por algunos políticos locales y no tan locales, ya es hora de que se sacudan la ignorancia de no conocer la historia de la Tierra de Ayala en la cual habitan y dejar de aducirse por las desinformaciones que los medios de comunicación y políticos foráneos o extraños a la misma les transmiten.

Tierra de Ayala: 5 Quadrillas, 1 Tierra

Bostak Bat: Aiara Herri Bat

Que hace alusión a aquel viejo aforismo convertido en lema y que dice “5 Quadrillas hacen a Ayala 1”.

Dicho de manera resumida, decimos “Bostak Bat”, en palabras de nuestra lingua navarrorum.

Y ¿cuáles son las 5 Quadrillas y las decenas de pueblos que conforman las mismas?

Estas y estos (escritos con la grafía actual) son:

- Quadrilla de Lezama

Astobitza (hoy mortuorio anexado a Baranbio), Baranbio, Lezama, Larrinbe, Lekamaña, Saratxo, Etxegoien, Izoria.

- Quadrilla de Amurrio

Amurrio, Olabezar, Murga, Luiaondo.

- Quadrilla de La Sopeña

Aginaga (pronunciación “ñ” cuando “n” delante de “i” y con sílaba tónica esdrújula no acentuada), Maroño, Madaria, Salmanton, Añes, Lejarzo/Lexartzu, Erbi, Soxo/Sojo, Arespalditza/Respaldiza, Menoio, Ozeka, Luxo/Lujo.

- Quadrilla de Llanteno

Quejana/Kexaa, Menagarai, Costera/Opellora, Retes de Llanteno, Valle de Llanteno, Mendieta, Santa Koloma, Retes de Tudela, Soxoguti.

- Quadrilla de Okondo

Beotegi, Valle de Zuaza/Zuhatza, Okondo.

Todo ello, como venimos remarcando, se resume, a modo de aldabonazo y grito de identidad de las y los ayaleses, en el aforismo

BOSTAK BAT (“5 hacen 1”)

La Tierra de Ayala, junto con su división interna en 5 cuadrillas, desaparece como unidad político administrativa con la reforma liberal de finales de los años treinta del s. XIX, transformándose sus pueblos integrantes, por sí o en agrupación de varios de ellos, en otros tantos ayuntamientos independientes. Esto sucede en el año 1841 y siguiente.

En concreto, nacen los Ayuntamientos de Lezama, Amurrio, Oquendo (ahora Okondo) y Ayala (ahora oficialmente también Aiara), agregándose los pueblos de Santa Coloma, Retes de Tudela, Sojoguti y Mendieta al Ayuntamiento de la Villa de Arceniega (ahora Artziniega). Posteriormente, en 1976 el Ayuntamiento de Lezama es absorbido por el de Amurrio en la época del tardofranquismo con el cuerpo del dictador, el general Franco, todavía caliente. Desde entonces forma parte de dicho ayuntamiento, aunque, entrado el s. XXI, hubo intentos de desanexión del mismo.

Puede decirse que esta constitución de nuevos ayuntamientos va, o es cosa, de generales (en 1841 el general Espartero y en 1976, el general Franco, al de pocos meses de su fallecimiento) no de ciudadanos que eligen libremente lo mejor para los suyos y sus compatriotas. Sobre el particular de los hechos acaecidos en 1841/42 ver Amurrio NO se separó del Ayuntamiento de Ayala en 1842.

Y nos queda o falta decir que en todos esos pueblos de la Tierra de Ayala rige uno de los restos -que pervive en nuestros días- de lo que fue el Fuero de Ayala que se traduce en el precepto o la figura de la Total Libertad de Testar a la que las y los ayaleses pueden acogerse al respecto como potestad privativa, reminiscencia del derecho navarro. Es una especie de Fuero de desheredación con el que los padres pueden dar su patrimonio a unos hijos y desheredar o apartar a otros, pero eso sí, con la dote de “un real, una teja y el árbol más remoto”. Tema este que daría para mucho que hablar y más de escribir, pero no es el propósito de esta entrada. 

(1) Texto entresacado del libro "Introducción a la Historia de la Muy Noble y Muy Leal Tierra de Ayala" de Vicente Fco. Luengas Otaola. (Bilbao 1974).

No hay comentarios:

Publicar un comentario