lunes, 4 de noviembre de 2019

Amurrio y la dictadura de su cine


Amurrio y la dictadura de su cine
Y cuando decimos Amurrio, nos referimos al Ayuntamiento y a “Amurrio Antzokia”, más cine que teatro, a pesar de lo que transmite su nombre.
El domingo, 03/11/2019, con el propósito de ver una película en la única función de las 19:30, nos dirigimos al lugar de la proyección (Amurrio Antzokia) a las 19:20 y ya, en sus proximidades, se veía que la cola de espera para entrar se alargaba hasta el Pub Cola de Gallo. Nos pusimos en el final de la misma con el resto de cinéfilos, en espera de poder entrar.
La espera se hizo interminable. Dieron las 19:30 y la cola seguía quieta, inmóvil; las 19:35, mismamente; 19:40…; hasta que a las 19:45 comenzó a moverse. Entrando y tomando posesión del asiento-butaca a las 19:48. Es decir, en nuestro caso particular, pues los que antes estaban esperando llevarían más tiempo, estuvimos en la calle 28 minutos (18 minutos si contamos desde la hora oficial de inicio de la función).
Todo ello con tiempo desapacible (lloviendo -aunque los miradores del edificio donde se encuentra el cine hacían la función de paraguas- y algo de frío) y aguantando, en el ínterin, a alguna incivil individua que mató la espera fumando y a la que si le dices algo te contestará que en la calle (espacio abierto) está permitido dicho ataque a la salud y respeto a los demás, aunque, en su caso, tal vez no pudo afrontar la espera innecesaria que nos hicieron pasar.
La situación descrita no es aislada ni, tan siquiera, puntual. Se repite bastante a menudo. El argumento del Ayuntamiento es y será que la función de cine infantil de la tarde se alargó y ello trajo el contratiempo de que tuviéramos que esperar, saltándose el horario establecido.
La pregunta es ¿van a seguir tomando el pelo a la ciudadanía amurriarra y alrededores con la repetición de estos hechos o, van a tomar medidas para que los mismos no se repitan?
Tan difícil es adelantar la función infantil o retrasar la de adultos a las 19:45 -por poner un ejemplo de hora permanente- para evitar el solape de las dos funciones y el consiguiente perjuicio para las y los usuarios.
¿Acaso las y los empleados de Amurrio Antzokia tienen contratos que computan los minutos y al Ayuntamiento el añadir unos minutos más le supone un desfase en el presupuesto?
Y la queja que plasmamos aquí, podría valer también con otras cuestiones, como la expedición de bonos, el periodo en el tiempo de uso de los mismos, la presentación del DNI adjunto a ellos, etc.
No sé si en dicho Ayuntamiento existe la -o una- oposición al actual gobierno del mismo. Si es así, algo tendrá que decir, más si cabe, cuando algún concejal de la misma se ha visto envuelto en este tipo de espera-secuestro.
 
Flamante entrada al cine-teatro que, el próximo año 2020, cumple 15 años ofreciendo cultura al pueblo de Amurrio y a los de su comarca

Cuando ya estaba entrando la gente, pero todavía en la cola, una persona en respuesta a su acompañante decía, referido a la espera con la que nos han castigado, algo así como que la situación vivida era typical Spanish, aunque más bien era una situación de vergüenza en la que el Ayuntamiento, el gobierno que preside la alcaldesa, es el culpable y único responsable de lo vivido en este día, en otros días anteriores y que, a fuer de ser sinceros, se volverá a repetir en el futuro.
Más parece que tenemos y estamos ante un cine de barrio con las consiguientes anomalías derivadas de su funcionamiento que ante un cine serio que proyecta cultura para las y los ciudadanos de Amurrio y su comarca de influencia, ya que es el único cine en varios kilómetros a la redonda. Vanagloriándonos de tener un cine al que, hasta las vecinas y vecinos del Laudio-Llodio, se acercan a nuestro pueblo para disfrutarlo, ante la falta de un cine en condiciones en su localidad. Ahora parece que van a construir uno en la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario