viernes, 31 de marzo de 2017

Nuestro amigo Juan



Nuestro amigo Juan
Se ha quedado solo, desnudo de todo ropaje que le rodeaba y envolvía a los pies de los pies de su pedestal.
Ahora, eso sí, se ha convertido en el jubilado más contemplativo de todo Amurrio no perdiendo ojo a los operarios que el Ayuntamiento ha contratado para que adecenten toda la calle Frontón (o ”Pilotaleku”, en euskara, que era la denominación anterior, al menos en la placa que denominaba la dicha calle) y que de refilón también le toca a él ver trastocada su tranquila, serena y eterna estancia donde pasan los días… y las noches, sin inmutarse, haga frío o calor, llueva o salga el sol.
La de amurriarras de ambos géneros que habrá contabilizado en su día a día.
Su impasible gesto paternalista y patrimonialista (su nombre presidió cantidad de consejos de administración de tantas empresas) impregnó las almas de lxs amurriarras de ayer y antes de ayer. Los mismos que años después de su labor benefactora le agradecieron con este pedazo de monumento donde Don Juan les y nos contempla desde su alto pedestal.
Ahora con las obras de remodelación del entorno se habla de cambiarlo,… de sustituirlo.
 
El Montañero de Babio
Contemplando una parte de su Tierra de Ayala: Cruce de Los Olmos que comunica y hermana los pueblos de Izoria y Murga

Algunas voces dicen que el mejor sitio, más visible y donde podía contemplar mejor a todas y todos las y los amurriarras sería en la cima de Babio para lo cual están dispuestos (jóvenes mendizales, sobre todo) a cargar con él para allí subirlo y, aprovechando el viaje de vuelta, traer al Montañero de Babio (este su nombre) al lugar que hasta ahora ocupa Don Juan.
Sería una manera solidaria.
Para Juan: disfrutar de los paisajes que desde Babio se ven, se otean y se adivinan (los más lejanos) ya que en vida, con tanta creación, fundación e inauguración de empresas, Don Juan se vio privado de subir a este privilegiado paraje, sólo al alcance de los amantes de la naturaleza.
Y, de otro lado, el Montañero de Babio: disfrutaría por algún tiempo del placer de ver y ser visto por todxs lxs amurriarras que por motivos varios no pueden subir a la cima donde él ahora se encuentra.
 



Don Juan Urrutia Zulueta, en su estatua y pedestal, contempla aislado las obras que se suceden en su derredor



Es por todo esto, que la población de Amurrio debe estar en alerta para, el día que se truequen ambas figuras emblemáticas, animar a las personas que se han ofrecido voluntarias para satisfacer el cambio de ubicación de los dos personajes: Don Juan y el Montañero de Babio o viceversa, que tanto monta el uno como el otro.
Esta información noticiosa no es totalmente oficial pero es vox populi.
 


Antes de la metamorfosis de su vieja piel, en vísperas de su 40 cumpleaños, el 9 de abril de 2012



    Después de la mudanza de su vieja piel con motivo de sus 40 años



 
Por cierto ¿se aprovechará la presente remodelación para ¡por fin! tener un kiosco de la música en condiciones?
19 años lleva la ciudadanía Amurrio sin dicho mobiliario urbano que dé presteza y categoría al pueblo de Amurrio. (http://aztarna.es/revistas/aztarna-12, "Adiós a un quiosco" del que es autor José Antonio Muniozguren Goitia, ex secretario del Ayuntamiento amurriarra, fallecido recientemente).
19 años a vueltas con el kiosco plegable -el de quita y pon- cada vez que se requería para un acto musical o de otra índole.
Las cabezas pensantes del ayuntamiento ¿lo habrán tenido en cuenta y aprovecharán esta oportunidad que las obras les brindan y posibilitan?

 




 Juan de Urrutia y Zulueta (reza la placa a sus pies)

"Hijo de Amurrio"

Observa impasible el paso del tiempo y... el de sus convecinas y convecinos





Si la o el lector ávido de curiosidad, desea conocer el por qué o el cuándo fue colocada la estatua con el pedestal, le dirijo al enlace http://aztarna.es/revistas/aztarna-41 que habla en las págs. 18-21 sobre la inauguración de la misma y la vida del personaje en cuestión a través de los recortes de periódicos de la época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario