lunes, 2 de julio de 2012

El GR 284 a su paso por Amurrio: Un recorrido mejorable


El GR 284 a su paso por Amurrio:
Un recorrido mejorable

        El pasado año 2011 se emprendió la labor de marcar y señalizar el recorrido que el GR 284 dibuja a su paso por Amurrio y el posterior tránsito por los términos municipales de Ayala y Artziniega. Tal iniciativa tuvo el apoyo en forma de subvención de la Diputación Foral de Álava, gracias a la intercesión de un cargo público, natural y avecindado en Amurrio, que comandaba la dirección de uno de los departamentos de la misma en la anterior legislatura.
        El marcado y señalización del recorrido ha consistido en la colocación de flechas indicativas del “lugar”, “distancia” y “tiempo” en recorrerlo, soportadas en postes de madera. A su vez, la colocación de paneles informativos en determinados pueblos o accesos, informando de los usos históricos del entorno a recorrer y del atractivo patrimonial y arquitectónico de los lugares por donde discurre el GR.
     Todo esto ha ido unido a la recuperación y puesta en valor del antiguo y medieval “Camino Real de La Sopeña”, que discurre paralelo, bajo las estribaciones de la Sierra de Sálbada. Camino Real que el investigador Felix Mugurutza sacó a la luz en distintas conferencias presenciales y radiofónicas, prodigadas para sacar del anonimato y resucitar tal “descubrimiento”. (Al respecto, entrar en el blog elmontañerodebabio.blogspot.com y ver la entrada de la última fecha del mes de marzo Fin de semana de noviembre 2011, cultural y montañero). Este Co Ral se quiere aprovechar para potenciar la oferta turística del entorno, aunque para ello, por los organismos correspondientes, se tergiverse o se engañe a la hora de nominar o señalizar el trayecto o/y los ramales secundarios que del mismo nacen.
        El GR 284, desde Amurrio hasta la Villa de Artziniega tiene una longitud de 24 km. aprox. y en su recorrido atraviesa las localidades de Izoria, Quejana/Kexaa, Menoio, Añes, Sojo y Sojoguti y lugares que nos trasladan a los tiempos de la prehistoria como el dolmen de las Campas de Oleta (Edad del Bronce); conectando, o dando acceso o, incluso a veces, confundiéndose con el Camino Real de La Sopeña.
        A esta iniciativa que ya es realidad, seguro que más de uno le habrá visto algún error o tramos de recorrido inapropiados y desde luego a corregir, en consonancia con lo que por definición son los GR (Gran Recorrido de montaña: >50 km), como los PR (Pequeños Recorridos, entre 10 y 50 km).
       Desde mi residencia en el parque Pitiminí de Amurrio, desde la atalaya que, con mi envergadura mastodóntica, me permite otear el horizonte cercano, como el más lejano, quisiera hacer la siguiente consideración sobre lo inapropiado de un determinado tramo del citado recorrido, por lo peligroso del mismo. Se inicia el GR 284 en el barrio Aresketa de Amurrio para encaminar sus pasos por detrás del histórico Campo y Mesa de Zaraobe y al poco, salir a la carretera general A-624 (Amurrio-Artziniega-Balmaseda) y posteriormente desviarse por carretera local o vecinal al pueblo de Izoria. El peligro está en andar por la A-624 a su paso por el barrio de La Cadena-Arriaga del pueblo de Olabezahar. Un kilómetro de peligro real de sufrir la embestida de algún automovilista que no escatime esfuerzos a la hora de apoyar el pie en el acelerador (es vía de circulación rápida, de muchos vehículos y a gran velocidad).

Recorrido alternativo al peligroso tramo

      
Siguiendo la cinta

Final del mismo


Izoria y montes Asnos y Eskorieta
       
       El recorrido alternativo a este peligro, y que además transcurre principalmente por camino (de hierba y tierra bien asentada) de monte ¡como debe ser! y con vistas magníficas del entorno (Zaraobe, distintos montes, algunos pueblos de Ayala…), pudiera ser –y aquí queda constancia escrita– el que partiendo desde el mismo barrio Aresketa se dirige al pueblo de Etxegoien y desde aquí por el camino que discurre bajo la vertiente norte del populoso (por lo de visitado) monte Babio, a partir de la fuente Asketa, continuar hasta la depuradora de aguas del Consorcio, encima de Izoria y, tras descender, confluir en el barrio izoriarra de Ulíbarri, –ahora sí– en la carretera vecinal de Izoria y seguir el resto del recorrido oficializado por las señales indicativas. También, antes de descender a este barrio, se puede desviar el recorrido por una carretera local que nace a la izquierda, tras finalizar la carretera de hormigón que desciende de la citada depuradora del Consorcio. Cruza el barrio de Aspuru, para morir en la carretera vecinal de Izoria, oficializada para este GR 284, pero bastantes metros más bajo de la misma, a tiro de piedra de la iglesia de San Julián Mártir, patrono del pueblo de Izoria.
Depuradora de aguas del Consorcio al final del camino
       Este tramo evitaría andar a pie el peligroso tramo de la A-624 y el “coste” en kilómetros de más, apenas se alargaría en poco más de 1 Km, ganando en seguridad; con el añadido de contemplar las bellas vistas que el nuevo recorrido ofrece. Ahí queda la propuesta para tenerse en cuenta por el bien de la seguridad de los viandantes, senderistas y montañeros en general.

Paneles informativos 
        Respecto a la referencia a los paneles instalados para informar, hay una cosa en la que se deben cargar las tintas y dibujar un trazo grueso ante la nula exquisitez o falta de apremio a la hora de rellenar los paneles informativos con texto y fotografías, precisamente para eso, para informar. Está visto que a una brillante idea casi siempre –desgraciadamente– le sucede la calamitosidad de la ineptitud del responsable de que la idea llegue a buen fin ¿Es mediocridad, es miopía o es ambas dos cosas a la vez, que tras recibir la subvención o el dinero-coste estimado, luego los resultados son los que son? Por la nula implicación de los responsables o –lo que es peor– por ineptitud de los mismos.
        Y que mejor para iluminar este parafraseado anterior que ilustrarlo con imágenes que, a veces, valen más que mil palabras. El panel informativo colocado en el barrio Aresketa de Amurrio es un fiel reflejo y ofrece toda clase de posibilidades para las sonrisas, risas y carcajadas a mandíbula abierta.
         La foto de productos típicos de Amurrio que aparece para ilustrar el panel es impactante, de traca, a modo de broche final, tras dar por concluida la reunión de los mediocres de la cultura local o –acaso en este caso– “provincial” que dirigen las riendas de la misma.
Productos típicos de Amurrio:
Produtos típicos de... ¿Amurrio?
   - el txakoli Beldui, producido en Laudio/Llodio.
       -  el queso “Idiazabal”, elaborado en el caserío Ziorregi del pueblo de Inoso (Urkabustaiz)”.
       Ninguno de los productos es de Amurrio y, a no ser que impere un ánimo imperialista en las autoridades amurriarras, estas localidades son ajenas a Amurrio. Ni siquiera son de su término municipal.
        Sobre lo que dice alguno de los párrafos del texto que en el panel aparecen para informar a los peregrinos o senderistas del GR, no sé si merece comentario alguno. Sólo un detalle. Al igual que decía Joseph Goebbels, aquel nazi que pronunció que una mentira repetida mil veces termina por convertirse en verdad, esto mismo parece que está sucediendo con el aserto de que Amurrio se separó, (se desanexionó, se independizó –como Uds. gusten–) del Ayuntamiento de Ayala en 1842.
        El nombre oficial que se le ha dado “GR 284 Camino Real de La Sopeña” sólo sirve para confundir gratuitamente, pues ni el primero se corresponde con el segundo, ni éste abarca el recorrido del primero. Intereses económicos, no otros, han propiciado alterar la denominación del camino que la documentación escrita recoge históricamente. El itinerario que señala el nuevo mapa toponímico editado por el Ayuntamiento de Ayala, si bien aclara algo este galimatías anterior, también colabora en la confusión de lo que es el GR y el Co Ral.
       Alguien, si no le importa dedicar un tiempo, podría descifrarnos este tótum revolútum, esta confusión interesada de la Diputación Foral de Álava con la implantación de postes y señales por un recorrido un tanto manipulado.
Arroyo de ¿Amurrio?
        Para finalizar. Qué decir del mapa que soporta y sirve de base a todos los recorridos. Pues que de Mendeika y Etxegoien baja un arroyo que lleva el nombre “arroyo de Amurrio”; que el barrio de Aldama es sustituido por Bergantzena, nombre sólo de uno de los caseríos del barrio; que Lezama y Larrinbe aparecen rebajados, degradados como pueblos, es decir, que dejan de serlo para convertirse… cualquiera sabe… y para que seguir.
        De qué mapa se habrán servido para soportar toda la información sobre el recorrido del GR ¿Será propiedad del Ayuntamiento de Amurrio? ¿Será de la D.F.A.? En todo caso es una joya de mapa para explicar a las generaciones futuras de cómo hoy día se pueden cambiar siglos de historia toponímica recogida por la cartografía a lo largo de siglos.
        El Ayuntamiento de Amurrio en toda esta maraña aparece como convidado de piedra, incluso cuando el “conseguidor” del dinero aportado por la Diputación alavesa se debió a un concejal del mismo que luego ostentó cargo en el organigrama del ente alavés. El resultado ninguneo a la institución municipal por parte del ente foral alavés y monumento a la carcajada al pasar por estos paneles que se ríen de los habitantes por donde discurren los itinerarios inventariados.

 Algunas vistas y paisajes desde el itinerario propuesto, alternativo al peligroso tramo oficial

Paisaje después de la siega  de
la hierba, con Zaraobe a su dcha



Amurrio desde 
el camino alternativo
Babio por su vertiente norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario